Desparasitación interna

Banner gusanos en perros y gatos

Gusanos en perros y gatos

Las mascotas son muy queridas por sus propietarios y su salud nos preocupa como la del resto de miembros de la familia pero a menos que muestren síntomas de enfermedad, ¿cómo puedes estar seguro de que tu mascota goza de buena salud? Desafortunadamente, los gusanos en perros y gatos así como otros parásitos, son habituales en nuestras mascotas, pero la mayoría de las veces no muestran ningún síntoma externo. Eso no quiere decir que los gusanos no hagan ningún daño. Estos pueden causar diferentes problemas tanto para la salud de tu mascota como para la de tu familia. Por lo que aunque no sea particularmente agradable, es un tema que vale la pena entender.

Los tratamientos contra las pulgas y la prevención de las infestaciones causadas por estos parásitos ayudan a prevenir la transmisión de los cestodos (gusanos planos) más comunes: Dipylidium.

Lamentablemente, no es fácil prevenir las infestaciones causadas por otros gusanos. Es posible reducir el riesgo manteniendo a nuestra mascota alejada de diferentes amenazas: roedores, animales silvestres y de granja muertos, y evitando que coma carne cruda. En Europa, los perros pueden estar expuestos todo el año a varios tipos de gusanos, pero es fácil que los propietarios se olviden de tratar a sus mascotas porque son parásitos internos, que permanecen ocultos en el interior del animal. No olvides pedir consejo a tu veterinario para el tratamiento específico de tu perro.



Control de gusanos en perros y gatos

Como sucede con otros parásitos, el control se logra rompiendo su ciclo de vida. Esto puede hacerse de dos maneras. Rompiendo el ciclo de vida del parásito mientras está alojado en el interior del animal o haciéndolo mientras permanece en el exterior. El tratamiento de las mascotas es la forma más sencilla y eficaz. Los productos antihelmínicos matan a los gusanos que parasitan tu animal de compañía y reducen el riesgo de reinfestación. Los huevos y las larvas no se liberan al entorno y, por lo tanto, no infestan a otros animales.

Recoger con rapidez las heces de las mascotas ayuda a reducir todavía más el riesgo y evita además que los niños puedan infestarse. Tu veterinario te aconsejará acerca del producto más adecuado para el control de las infestaciones por gusanos intestinales. En situaciones de riesgo elevado es conveniente plantearse la necesidad de un tratamiento mensual. Un claro ejemplo son los hogares con niños o ancianos.

Tratamiento

Desafortunadamente, por muy alerta que estemos, evitar el contacto total con gusanos es imposible. La única forma de asegurarse de tener el control del problema es utilizar regularmente un tratamiento eficaz. ¿Por dónde empezar? Puedes encontrar tratamientos contra gusanos en muchos lugares. Para asegurarte de cuál es el producto más adecuado para tu mascota es mejor consultar con tu veterinario. Él te recomendará la mejor manera de proteger a tu mascota y a tu familia con un producto adecuado.

Los tratamientos contra los gusanos no ofrecen protección a largo plazo, por lo que es un aspecto de su salud que tienes que tener en cuenta si quieres proteger a tu mascota y a tu familia. Los expertos recomiendan que trates a tu mascota al menos cuatro veces al año, sin embargo, ciertas mascotas pueden requerir desparasitación más regularmente. Consulta con tu veterinario: hay muchos factores que afectan, desde la edad de tu mascota hasta sus hábitos de vida, lugar donde reside, etc. Es importante consultarle porque en función de ello el Veterinario recomendará una pauta u otra de tratamiento y elegirá el producto más adecuado.

Sabías que...

No olvides que algunos parásitos, como la solitaria, se pueden transmitir por las pulgas. Por eso tienes que asegurarte de utilizar regularmente un tratamiento eficaz contra las pulgas. Si no eliminas las pulgas al mismo tiempo que desparasitas, tu mascota puede volver a infestarse